En cada rincón...un submundo...

sábado, 17 de septiembre de 2016

Y se paró el tiempo I...

No pude evitar que mis ojos se cruzasen con los tuyos. Pura casualidad nos llevó a encontrarnos, dónde no debíamos, ó dónde sí debíamos. Tal vez porque somos tan iguales y tan distintos, tal vez por éso no fuimos  lo que sé, estábamos destinados  a ser; pero tal vez por ello, tuvimos la misma reacción. Apartamos la mirada, mientras en el fondo de mi estómago y en el tuyo comenzaron a removerse todos los recuerdos que ambos nos habíamos esforzado en enterrar. 

Pero al mismo tiempo en que ambos nos regodeamos en lo que nos envolvió durante años; nos buscamos de nuevo, impacientemente, y de punta a punta de una barra de bar repleta de gente. Personas gritando, cantando y bailando y a pesar de éso y sé, porque sé quién eres, sé que el silencio se adueñó del bar y sé que la gente, la música, todo, se fue para dejarnos paso a NOSOTROS. 

Nos clavamos los ojos, temerosos, ansiosos, pero extraños. Ninguno de los dos esperaba volvernos a cruzar y la casualidad, la causa y el efecto, lo que podía ser y no fue, nos habían llevado a encontrarnos. Podría haber sido que incluso en este local, tan grande, y tan abarrotado, estuviésemos a metros y no habernos localizado, pero creo que la atracción seguía intacta, que la magia estaba viva, y que justo éso, ésas estrellitas destelleantes de una varita mágica, giraron nuestros ojos en busca del otro.

Ahora nos mantuvimos la mirada. Nuestros pensamientos, mucho más profundos que la superficialidad de unos ojos, leían más allá de todo y recorrían el minuto a minuto de una relación tan intensa y tan pura como la que más. Una relación tan real y tan diferente como la infinita. Mis ojos en realidad no querían ver los tuyos, querían leer tu interior. Ése saber qué sería de tu vida, de tu mundo, de tus viajes, de tu pareja.... de mí en ti. Y los tuyos, escrutaban cautos la expresión de mi cara. Muchas veces me dijeron que los ojos son el espejo del del alma y tu querías saber qué había dentro de ella. 

No sonreíamos... no pestañeabamos, me atrevería a afirmar que la expresión de nuestra cara no se movió un ápice durante minutos... ó tal vez horas... pero podía sentir como a medida que los instantes se sucedían mi respiración se agitaba... como mi cuerpo comenzaba a temblar ligeramente y como mi piel se hacía de pollo ante la presión de tu ser... tan cerca... tan lejos a la vez...

Una imagen reververaba en mi cabeza.... sin parar de tamborilear una y otra vez... y es el de dos personas abrazadas... ambas... sabiendo que era el final de algo que ni siquiera tuvo ocasión de empezar y que ya había sido eterno... despidiéndose... y susurrándose un "no te olvides de mí"... seguido de un "éso nunca va a poder pasar... pase lo que pase"... Conscientes ambos de que no habría otra ocasión, pero queriendo agarrar el instante para que jamás llegase a escapárseles de las manos...

El momento, eternizándose sobre el espacio vacío dibujado en la expectación de dos miradas... no hacía más que acrecentar la tensión de nuestros cuerpos... y nuestras almas...

En tu cabeza.... la imágen de dos personas abrazadas en un sofá... mirándose.... acariciándose... tan lejos... tan cerca... tan juntos... y tan distantes.... Tu pecho respirando fuerte y la expresión de tu boca inamovible... dura y firme... pero tus piernas ligeramente dispares, haciéndose conscientes del inesperado momento que estábamos viviendo solos y juntos en la lejanía más atemporal...

Ésa capacidad solo nuestra para definir en qué tiempo y en qué espacio habitábamos... solo nuestro... solo de los dos... y ésa magia capaz de llenar el mundo...nuestro mundo... y que quedaba patente en las sensaciones que recorrían nuestro cuerpo una y otra vez...en este bar... en este silencio y en este momento... Ésa lluvia de estrellas capaz de convertir los kilómetros en centímetros... y el frío del mar en el calor más humano.... Ésa lluvía que sólo era capaz de mover el mundo si nuestras almas latían juntas,  al hacerlo volar....

No nos movíamos... paralizados por los recuerdos, las sensaciones, la magia... tal vez rotos por la situación... tal vez más presentes de lo que estuvimos jamás... o tal vez más ausentes de lo que estuvimos nunca... pero más juntos de lo que en ningún modo,  imaginamos volveríamos a estar.... 

El mundo se había detenido... la Tierra había dejado de girar y el tiempo se había parado... para trasladarnos al país de nunca jamás en el que vivimos tan cerca y tan lejos... y que fue nuestra pasión y nuestro fin...

Tragué saliva como primera reacción en minutos... titubeé entre sonreir o dejar de hacerlo... aun recuerdo con cautela cuándo decías que era el motivo de tu sonrisa... y sin pensarlo... una mueca agradable se abrió paso en mi cara.... ni yo misma pude medir lo que hacía... y ciertamente así había sido siempre contigo... o tal vez no... y por éso no hubo ocasión...

Mi sonrisa... cuál mariposa que mueve sus alas y algo gira en el otro lado del mundo... provocó una reacción en la expresión de tu rostro.... podía reconocer el nerviosismos soslayado en tu expresión... mientras te relamías los labios para después hacer un giro de sonrisa al morderte el labio inferior.. sí, ése que tantas veces ví como devorabas suplicando (me)...

Mi sonrisa se combó más amplia, al comprobar que por raro que resultase... no habíamos cambiado tanto... o tal vez sí... o tal vez sólo lo suficiente....

CONTINUARÁ...




22 comentarios:

  1. Ainssssssssssss... porque sólo queda suspirar, luego de haber retenido el aire mientras te leía. Y no hacen falta imágenes cuando tus palabras dicen tanto...

    Miles de besos y un abrazo enorme Peque... ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi Almita por tus palabras...me manejo mejor en el sexo que en los sentimientos...creo que ya lo he dicho mas veces...y en este precioso y preciso instante...los ingredientes son a partes iguales...de ahí que te agradezca tanto o mas que otros días tu comentario...porque justo ese "contener la respiración" es lo que yo quería contar..
      Un besazoooo!!!

      Eliminar
  2. Esa historia tiene un tema bastante bién conocido...
    Por más que se lo diga el contrario... por más que no se lo creya... hay amores que dejan marcas inolvidables... marcas que el tiempo nunca apaga...
    .."porque somos tan iguales y tan distintos, tal vez por éso no fuimos lo que sé, estábamos destinados a ser.. "
    No se necesita decír nada más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PDR...no puedo estar más deacuerdo contigo...en realidad esta historia no es más que un canto a esos amores eternos...esos que no pudieron ser pero siempre fueron...
      Un beso grande!!

      Eliminar
  3. A ver cómo acaba...
    Me pasó algo parecido y terminó...fataaal.

    Buen finde y besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El collar...jajaja...ay!!!!...bueno...te diré que yo sé como acabó el momento..;)
      Un besazo y feliz semana!!

      Eliminar
  4. Mi querida amiga… Hoy tus letras saben a ese vibrar de la piel y el alma que hace revolotear todos y cada uno de los sentidos… Qué hermoso lo has narrado… Cada detalle y gesto de ese instante tan efímero como intenso, en el que ambos se sienten, se observan…y se dicen, tantas cosas…a través de sus miradas…

    Deseosa del desenlace… ;-)

    Aprovecho para decirte, que te pases cuando puedas por estos enlaces… Hay algo para ti…

    http://varietes-ginebra.blogspot.com.es/2016/09/amando-sph.html

    http://varietes-ginebra.blogspot.com.es/2016/08/gracias.html

    Un verdadero placer sentir(te) mi querida, Amando…

    Bsoss y cariños enormes, y muy feliz finde! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi gine...ese momento que remueve el suelo que pisamos a pesar de nuestro esfuerzo por mantenerlo firme y construirlo contra derrumbes...ese instante en que todo vibra...por dentro y por fuera...justo ese es el que pretendía articular entre letras...me alegro de haberlo logrado...
      Un besote!!

      Eliminar
  5. Tus palabras hoy son savia... Nacen de lo profundo, sentimientos encontrados que de pronto tienen lado necesidad de ver la luz.
    Y a mí que el otoño me pone ñoña... Te he sentido, Amando.
    Profunda y sentida.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Auroratris...a mí en este caso no ha sido el otoño...pero también me pasa...me alegro de haberte puesto ñoña...al final que realmente sintais lo que pretendo haceros vivir es un lujo que no merezco...
      Un besote!!

      Eliminar
  6. Cuanto efecto pueden tener esas miradas que se cruzan, hacer que opuestos, como causa-efecto y casualidad, lo que debía suceder y lo que no debía suceder, se asemejen tanto.
    Y hasta donde pueden llegar, que hacer que el tiempo pasen más lento.
    ¿Que tan intensa será la continuación?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demiurgo...al final ésos momentos son los que marcan "tiempos" vividos enteros...porque sin ser la razon son el motivo...
      Pues desde luego..tendrá la misma intensidad que el principio...con éso yo ya me conformo... ;)...
      Un beso gordo!!

      Eliminar
  7. Qué romántico es tu texto de hoy, es sublime, y sentimental, querida Amando, me has hecho ver esa sonrisa, y esa mirada, y esas muecas en tu cara, parece que estoy visualizando las escenas que narras y... buf ¿hay que esperar? eso es lo que me llena de intriga siempre que hay que esperar a seguir la siguiente parte.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María...tu bien sabrás que hay momentos de todo...y por mucho que nos atraigan los "sexuales"...los que tienen tensión sexual y pura magia de la que te hace temblar...ni siquiera creo que jueguen en la misma liga...
      No tendrás que esperar mucho guapa...
      Un besazo grande!!

      Eliminar
  8. Una mirada que detiene el tiempo y convierte al mundo en un lugar solo para dos, ya esa imagen sugiere la intensidad entre ambas personas y así se siente al leerte.

    Un besazo dulce Amando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dulce...esa mirada que detiene tiempo y espacio...ese es uno de los regalos mas magicos que puede regalarnos otra persona...
      Un besazo y feliz semana!!

      Eliminar
  9. He estado allí, fui testigo de la escena.
    He sentido lo que ambos sentían,
    el tiempo que se detiene, los recuerdos que acuden..
    Y todo provocado por una mirada, una silenciosa conversación.

    Precioso texto, Amando, muy romántico. Y a la espera de la continuación...

    Besazos, Rubia de mi vida!!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Morena!!!...no sabes cómo me alegra saber que te llevé hasta allí y te hice vibrar con cada sensación...
      Romántico creo que igual no es la definición...creo que va mas allá...es pura magia...
      Un besazo morena de mi vida!!!

      Eliminar
  10. No te digo que este relato tiene más sentimiento y más dulzura que los anteriores, porque todos lo tienen, aunque con más pasión desatada; no obstante, en este caso, es más evidente por la conjunción de sentimiento y descripción que has hecho. Muy bello Amando... Espero ansioso la continuación.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Pecados... muchas gracias... supongo que este es diferente... creo que sigue teniendo mucha pasión...menos de "desatada"... y más de "contenida"... es uno de éseos instantes que nos corta la respiración..
    Me alegro que te haya gustado...
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Quizás sea porque te he leído todavía poquito, pero en este relato juegas con las inercias de los sentidos haces del tiempo un balanceo de deseos que flotan en el imperio de las sorpresas con la maestría de dejar una puerta abierta casi a una esperanza certera.

    Esperaremos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agapxis... no creo que tenga que ver con si me has leído mucho... lo cierto es que es algo diferente a lo que suelo escribir.... y puede que lleves razón en éso de jugar con las inercias de los sentidos... pero la realidad es que a veces... las mejores veces ésos instantes que se mueven en el tiempo balanceado entre los deseos son tan mágicos que dan mucho de sí...
      Muchísimas gracias por tu comentario... ya no tienes que esperar... o quizá un poco sí..
      Un besazo¡¡¡

      Eliminar

Me gusta saber que has estado aquí